Nos suele pasar que nos hinchamos a sacar fotos con el móvil y pocas veces las imprimimos o las metemos en un álbum. Y es una pena. Muchas veces tenemos la sensación de que la foto que no se imprime se queda en una especie de limbo, y pocas veces disfrutamos de ellas.
Así que hoy os proponemos hacer un álbum sencillo, con ellos. Os enseñamos el que hicimos en casa. No esperéis un álbum con fotos alineadas, cronológico y bien ordenado. Es un álbum divertido, hecho por ellos y con mucho sabor. ¡ Allá vamos !


Cómo veis en la foto, nos harán falta cuatro cosas :

* cuaderno bonito ( también vale hacerlo en cartulinas y luego encuadernar )
* fotos 
* celos bonitos
* pegamento
* pegatinas
* rotuladores y pinturas
Empezamos por intentar ordenar las fotos, repartiendo las que íbamos a poner en cada página. Y digo «intentar´´, porque luego nos arrolló la vorágine del celo y del pegoteo. Vamos, que se pusieron a pegar a lo loco, pero muy concentrados y entretenidos. ¡ Hasta pudimos disfrutar de algún momento de silencio !
Después de pegar todas las fotos, empezamos a escribir algunas leyendas para acordarnos bien de que era cada foto. Estas leyendas son muy necesarias, porque como ya os hemos adelantado, pegaron las fotos bastante sin ton ni son ; ) Los que saben escribir fueron los protagonistas, pero los pequeños también, con unas letras enormes.

Y ahora vamos con el tiempo real. Nosotros estuvimos una media hora aproximadamente haciéndolo, todos juntos. Después ya me senté yo un buen rato, poniendo fechas, poniendo más celo y pegamento en algunas fotos y así es como quedó.


Ellos están encantados y les encanta ver su álbum.
Nos parece un plan sencillo para hacer en casa. Si tenemos algún niño en casa un poco más mayor, podemos planear con él la faena : qué vamos a imprimir, qué materiales vamos a necesitar …
Además, basta que les digamos la idea que tenemos, para que nos la recuerden a todos horas y acabemos haciéndolo. 
Parece que este fin de semana se presenta perfecto para hacer alguna cosa así …