Desde que nuestros hijos son pequeños, nos acostumbramos a asociar su buen o mal comportamiento con su alimentación. Si el niño se porta bien, habrá una recompensa,  le compraremos un caramelo, una chocolatina, o incluso le invitaremos a merendar  a una pastelería y si por el contrario si el peque se porta mal, habrá un “castigo“, ese día tendrá brócoli para cenar, que no le gusta, o se quedará  sin las natillas de postre y se comerá una fruta.

Talleres TECH Bidasoa Activa
;

El problema es que muchas veces, esta forma de actuar se convierte en algo habitual, a lo que nos acostumbramos y ya no nos llama la atención

¡Pero cuidado! este comportamiento no solo no funciona, sino que tampoco ayuda y además perjudica la salud de nuestros hijos:

  • Las actitudes positivas las asociamos a productos procesados, esto es la recompensa:  el caramelo, la chocolatiana…
  • Por el contrario las actitudes negativas se asocian a alimentos saludables, esto es, cuando les castigamos con cenar brócoli o fruta en lugar de las natillas.

Paradójicamente son los productos saludables los que nos dan una buena salud mientras que los procesados nos la restan.

Eli-Gallego-dietista-alimen

 

Publicidad negativa

Por otro lado, está todo el tema de la publicidad negativa que nos invade y no nos ayuda Los medios de comunicación nos venden constantemente “desayunos divertidos”:  si no le das al niño actimel eres mala madre porque prácticamente lo estás exponiendo a que enferme, sin donetes el crío estará solito y desamparado, pero con ellos le van a sobrar los amigos y sin sunny el verano resulta ser menos verano.

 

¡Cuidado!

 

  • Las merendolas entre amigos a base de kas, sunny, cocacola, la publicidad se encarga de hacernos ver lo felices que son y que en un día como ese no se les puede negar. No me cansaré de insistir en la importancia de las merendolas saludables (“Meriendas de cumpleaños saludables“)
  • ¿Qué niño no quiere hacerse unos polos con los cachivaches que traen los envases grandes de cola cao de este verano? La tele no ayuda…
  • La pizza y las Burguers para comer en familia y pasar un rato “agradable” juntos.Hay muchos planes alternativos para disfrutar en familia, como salir a dar un paseo, leer, jugar al parchís…  Y si lo que queremos es un plan relacionado con la comida, ¿por qué no preparamos entre todos el plato que más nos gusta (también puede ser pizza)? después lo podemos compartir en la  mesa juntos y comeremos lo que hemos preparado todos juntos (helados caseros, unos macarrones, paella, tortilla de patatas, croquetas…)
  • ¿Cómo se celebran los cumples o los aniversarios? Comiendo de más y sobre todo mal. ¿Una celebración es menos celebración si comemos algo saludable y en su medida?

Eli-Gallego-dietista_alimentación-Hondarribia

 

En conclusión, os invito a buscar alternativas a estas recompensas y castigos. No relacionemos las emociones con la comida. DESPOSITIVICEMOS LA COMIDA BASURA Y DESNEGATIVICEMOS LAS FRUTAS, VERDURAS Y ALIMENTOS SALUDABLES.

Eli-Gallego-dietista-alimentación-Hondarribia

Más sobre Eli Gallego en TDB: aquí.