Aunque se nos ha hecho corto, el verano llega a su fin y nos toca volver poco a poco a la rutina (del cole a baile, de allí a clase de música, los jueves a la piscina…). Si bien es cierto que para poder recuperar la rutina necesitamos un periodo de adaptación.

 

¿Por dónde podemos empezar para volver a la rutina?

Para todos aquellos que comenzáis el curso con serias intenciones de hacer un cambio radical en vuestra alimentación, con idea de lograr una alimentación más saludable en casa, os aconsejo que seáis constantes, y vayáis aplicando los cambios poco a poco, de forma progresiva, ya que de nada sirven los cambios radicales si después acabamos abandonando. Lo ideal es hacer pequeños cambios que se vayan convirtiendo en una costumbre, algo que no suponga un terrible esfuerzo y que de esta forma, permanezca en el tiempo.

 

Cambio de hábitos

Mi primer consejo es eliminar las galletas y los productos procesados del armario de casa. Ni siquiera light, sin azúcar, integrales, bio o ecológicas. Os aseguro que es posible, en mi casa lo hemos conseguido, incluido mi hijo, al que poco le interesa comer.

Podéis llenar la despensa de alimentos saludables, de esta manera la única opción será consumir estos productos,  ya que si en la mesa hay galletas, por mucho que pongamos fruta cortada, nueces, tostadas o crêpes de avena , seguramente los ojos y las manos se nos irán a las galletas.

Cuando vayáis a la compra, directamente saltaros la sección de las tortitas, mejor ofrecer a nuestros hijos un plátano que una tortita.

Si os resulta complicado despediros de las galletas y procesados de forma radical, os propongo hacerlo de forma progresiva. En el desayuno por ejemplo podéis ir metiendo fruta cortada y lo mismo a la hora del almuerzo y de la merienda. No sustituyáis la fruta por nada. Después podéis añadir yogur, frutos secos o una tostada de pan integral con queso…

 

alimentación¨_nutrición_Eli Gallego_dietista_Hondarribia

 

Pan integral

Os recuerdo que el pan integral es difícil de encontrar, como hemos hablado en alguna ocasión, muchas veces nos intentan vender como integral muchos panes que realmente no lo son (son harinas refinadas con salvado, en el mejor de los casos). Aseguraos que compráis el pan en una panadería en la que sean ellos mismos quienes los hacen. En la comarca hay panaderías que nos ofrecen el pan artesano e integral al mismo precio que los falsos integrales (porque encima ¡nos los cobran como tal!), si tenéis interés, no dudéis en escribirme  y os digo donde se venden.

https://www.facebook.com/eligallego.dietista

 

Frutos secos

Para los que tengáis niños muy chiquitines, evidentemente no les deis frutos secos enteros por riesgo de atragantamiento pero sí se los podéis dar en forma de crema en un yogur natural o untar en ella la fruta (asegurándoos que es solo el fruto seco que habéis escogido, triturado).

https://www.facebook.com/eligallego.dietista