¿Os habéis planteado alguna vez
inmortalizar este momento tan bonito de vuestros peques, de modo que el día de
mañana lo podáis revivir?

La protagonista de hoy se llama Estitxu Ortolaiz. Hemos
quedado con ella y nos ha fascinado su trabajo. No hay cosa más valiosa que unas
fotos de niños bien hechas, porque hay recuerdos que no tienen precio. Sus fotos nos han parecido directas, no forzadas, en definitiva, naturales.Así que
le hemos pedido mostrar parte de su trabajo en nuestro blog.

 

Estitxu nos habla de la comodidad
y de la confianza de los peques, dos aspectos fundamentales para unas buenas fotos.

 

Sus sesiones de fotos pueden
transcurrir bien en su estudio, bien en la casa de los peques,  bien en la calle, tanto en el parque
donde pasan cada tarde, como en el monte o en cualquier entorno en el que se sientan
cómodos. La idea de llevar a cabo una sesión de fotos al aire libre nos ha encantado, seguro que los niños se muestran más en “su salsa´´. La opción de realizar las fotos en casa es algo que nos ha parecido muy interesante. Sin duda resultan fotos más íntimas y quizás ahí radique su encanto especial.
Cuando las fotos se realizan en el estudio, Estitxu nos cuenta que suele darles globos y ponerles música para que los peques se sientan a gusto. Cada uno puede llevar su música o su juguete preferido para que se sienta como en casa.

 

Una sesión puede durar entre 30
minutos y hora y media, pero nunca más de este tiempo, ya que los peques se
agobiarían.

 

En una misma sesión se puede
fotografiar a los txikis con diferentes ropas, o los txikis con sus padres.
Ella nos comenta que las sesiones se suelen aprovechar muy bien, ya que una
hora da para mucho.

 

En este período del año, muchas
estaréis dando vueltas a la cabeza al tema de las fotos de comunión. Estitxu,
tiene unas estupendas fotos de comunión, que como ella misma nos
explica, en este tipo de sesiones se puede sacar al niño de la comunión con su
traje pero aprovechar la misma sesión para sacarle de calle con sus hermanos y
sus padres o sus primos. Además ella misma puede hacer recordatorios, donde los
peques, escriben su nombre o texto en el recordatorio, después los escanea y
los pone en el recordatorio.

 

 

Y las fotos de Estitxu nos han
gustado sobre todo porque son naturales y espontáneas, en ellas los niños salen
tal y como ellos son, sin posar y de forma natural.

 

En el caso de los bebes, algunas
madres acuden un poco antes de dar a luz para fotografiarse la tripa. Y una vez
han dado a luz acude con su bebé recién nacido. El momento ideal para
fotografiar al bebé es entre una y dos semanas después de nacer, aunque esto no
siempre es fácil.

 

 

 

 Una vez concluida la sesión
fotográfica, Estitxu entrega un disco con todas las fotos buenas que hayan
salido, que pueden ser lo mismo 20 que 80. Entregando tanto fotos en color como
fotos en blanco y negro. Este trabajo suele costar 85€. Después si se quiere se
pueden hacer álbumes.

 

 

 

En caso que estuvierais
interesados, no dudéis en poneros en contacto con Estitxu, bien a través de la
dirección de correo electrónico info@estitxu-ortolaiz.com o en los teléfonos
943 610 523 y 656 775 796.