Arrancamos la semana ilusionadas con una nueva sección en Txikis del Bidasoa y con una nueva colaboración. Una vez al mes, recomendaremos uno de los grandes clásicos de lectura. ¿ Pero cómo ? De la mano de Virginia, una madre de la comarca, con dos pequeños de 6 y 7 años y a la que le apasiona la lectura.

Bastó con 10 minutos de charla para que Virginia nos transmitiera su pasión por la lectura y sobretodo, la experiencia que había tenido con sus niños en casa. Así, nos recomendará un autor clásico al mes,  y nos desmenuzará las claves para que podamos disfrutarlo.

Estos artículos son de los de guardar en favoritos, para leer tranquilamente e ir preparando la siguiente lectura en familia. Porque de eso se trata, Virginia nos propone que les leamos en voz alta, que les contemos historias, que les acompañemos de la mano a mundos imaginarios …

Además, Virginia, acaba de iniciar un nuevo proyecto www.mamaespiritualcreativa.com. , tras casi tres años escribiendo su blog personal, www.km0personal.com.


Pero volvamos a los libros…
O mejor, que nos lo cuente ella… Os dejamos con Virginia.





¿Pero cómo empezó todo y porque esta idea? Ella misma nos lo cuenta.

Nací en una casa con pocos
libros. Tuve que pedir ayuda a los Reyes Magos: ¿Me recomendáis buenas lecturas?
No fallaron. Ese año me trajeron una colección de libros de Enid Blyton. Me
gustó tanto que me lancé de brazos abiertos con los Cinco, y con las historias
de pensionados en Torres de Malory y Santa Clara. Pero claro está, los Reyes no
me recomendaron todo lo recomendable y fue así como transcurrió mi infancia y
juventud, “perdiéndome a muchos de los grandes·”. Luego por suerte entendí que
en esta vida lo importante siempre vuelve, lo importante nunca se pierde. 

Así,
siendo amatxo de dos pequeños y tratando de inculcar mi pasión por los libros a
estas dos fierecillas adictas a las pantallas, descubrí por casualidad (no hay
azares en esta vida) a Roald Dahl. ¿Te suena? Es el autor de un gran número de
obras que han sido luego trasladadas a la gran pantalla: “Charlie y la fábrica
de chocolate”, “Matilda”, “James y el melocotón gigante”,“Las Brujas”. Empecé a
leerlo yo sola y me gustó tanto que empecé a contárselo a mis hijos. 

Ahora
recuerdo que todo empezó así, contando una historia. Porque al final, lo que se
nos queda a las personas son las emociones, las historias. Les gustó tanto que
me pidieron que les leyese cada noche un capítulo. No sé si os podéis imaginar
a una bola de energía quieta durante más de 10 minutos atenta a lo que le
ocurre a James. 

Estoy hablando de un libro para niños de 10 años que un niño de
5 escucha atentamente. Me dije a mi misma: este autor engancha.
Y empecé a
investigar. Y nos enganchó por completo a los tres. Y ya llevamos leídos 3
libros. Pero también me dije: “Tiene que haber más autores que me he perdido
pero que puedo aún recuperar”. Y los hay, vaya si los
hay. Y me encantaría compartirlos aquí con vosotros. Esto fue lo que les
propuse a TDB. Una colaboración para dar a conocer autores con libros interesantes,
que atrapen a los niños, en estos duros tiempos de pantallitas que vivimos.

Pero antes de lanzarnos con el autor
propuesto, algunas observaciones:


1. Son libros
que en algunos casos tendrás que leer tú
, aunque tal vez, despierten tanto su
curiosidad que sean ellos quienes los lean luego más tarde.

2. Aún y todo,
no pienses que tus hijos se van a poner a leer de la noche a la mañana. Este es
un camino largo, en el que sembrar día a día es importante para recoger
, quien
sabe cuándo.

3. Pero verás
que acompañarles en su lectura, leer en su compañía no tiene precio
. Tu
entonación y los sentimientos que pongas al compartir esos momentos quedarán
para siempre marcados en los peques.

4. En resumen,
el objetivo por lo tanto es dar a las amatxos y aitatxos posibles recursos
literarios interesantes para compartir con los peques de la casa
. Y de todo lo
que hablaré, será con conocimiento de causa y experimentado previamente.

5. ¿Dónde
procuraros los libros? Contamos con unas bibliotecas estupendas en Irun y Hondarribia
(puedes consultar el catálogo http://www.katalogoak.euskadi.net/cgi-bin_q81a/abnetclop/O9240/ID4d381143?ACC=101
) y si en algún momento quieres tener alguno de estos libros en casa sin tener
que gastarte mucho presupuesto, aconsejo la página de libros de segunda mano www.iberlibro.com

                           El
autor del mes ROALD DAHL

¿Por qué leer a Dahl?

*Porque es uno
de los autores favoritos de los niños, uno de los más leídos en todo el mundo.
*Porque se
posiciona siempre a favor de éstos ridiculizando en cuanto puede a los adultos
.
*Porque utiliza
un lenguaje ágil, mucha acción, muchas rimas y juegos de palabras
que encantan
a los peques.
*Porque es muy
visual en sus descripciones
hasta el punto que parece que nos podemos meter
entre sus renglones y ser coprotagonistas de sus aventuras.
*Porque te
atrapa desde las primeras líneas con muchísimo humor, además de ser un gran
poeta.
*Porque en
cierto modo escribe cuentos de hadas modernos, y ve el mundo a través de los
ojos de un niño.
LIBROS
¿Y de que
libros estamos hablando? Comentaré aquí los tres que hemos compartido.
Cualquiera de
ellos leído por un adulto puede encandilar a niños a partir de los 5 años.
Además existe la opción de poner imágenes a lo leído, ya que existen películas.
Y si tus hijos son ya grandes lectores, nada como dejárselo para que se pierdan
entre los renglones de uno de los grandes de la literatura de todos los
tiempos.

Nosotros
empezamos por ”James y el melocotón
gigante”
por pura casualidad: lo vi en el brocante de Hondarribia y supe
que ese libro me llamaba. Empecé a leerlo sola para saber si tenía el
suficiente enganche como para cautivar a los peques.
Después de
varios capítulos decidí contárselo para saber si les apetecía compartir la
lectura conmigo. ¿Y sabéis  lo que
ocurrió? Que tuve que empezar a leerlo desde el principio. Sencillamente les
encantó. La trepidante aventura que lleva a cabo James no tiene palabras.
Ya
sólo el inicio deja presagiar toda una aventura. Además el libro está
salpimentado de poesías que hacen las delicias de los pequeños. Yo les ponía
música improvisada y con mi voz desentonando 100% conseguía carcajadas de
inmediato y una súplica para que repitiese el espectáculo. Todavía tenemos
pendiente la película…
  

Luego seguimos
con “Charlie y la fábrica de chocolate”.
En este caso vimos primero la película que cogí en la biblioteca de Hondarribia
y leímos luego el libro. La película les encantó y el cuento también, una muy
fiel adaptación.

En el caso de “Matilda”, invertimos el orden: primero
el libro, luego la película que dieron por la tele en el mes de mayo. Aquí sin
embargo sí que hubo ciertas diferencias entre los dos géneros que los peques
detectaron de inmediato, señal inequívoca de que habían estado atentos a la
lectura.
No sé qué añadir
para que os animéis a dar un paso e introducir a los peques en el maravilloso
mundo de las palabras, por difícil que parezca. Y os lo dice una enamorada de
la página escrita que ven cómo pasan los días, y la televisión, y la Tablet, y las
pantallas en general se apoderan sin piedad y truncan la imaginación de los más
pequeños.
Es un nuevo
camino que se puede abrir y que hay que dar paso a paso. Sembrar la semilla y
ser pacientes, sin forzar, no queda otra.
Para cualquier
duda, me podéis contactar sin problemas.

Feliz lectura y
hasta pronto espero.