Os presentamos al león comilón. Este león hambriento come cualquier comida de plastilina u otro material que entre por su boca. Una vez satisfecho su hambre, puedes abrir la tapa y sacar toda la comida para volver a jugar.

 

 

MATERIALES:

  • Tarro grande de plástico
  • Papel de seda de color naranja
  • Pintura naranja
  • Cinta de carrocero
  • Rotulador negro
  • 2 corchos
  • Tijeras o cúter
  • Trozo de papel blanco
  • Cola blanca
  • Plastilinas para hacer la comida

PASOS:

  1. En la tapa del envase marcar con un lápiz la forma de la boca, con la ayuda de un adulto cortar la boca con cúter o tijeras.
  1. Si la pintura no coge bien en el envase, podemos forrar la tapa con cinta de carrocero. Pintar de naranja
  1. Forrar el envase con cinta de carrocero y colocar los 2 corchos (partidos por la mitad) . Pegar con cola y luego forrarlos también con la cinta sujetándolos al envase. Pintar de naranja
  1. Cuando la pintura este seca coger tiras de papel de seda e ir pegándola alrededor de la boca del envase.
  1. Pintar los detalles con el rotulador negro. En el folio blanco dibujar los ojos, recortar y pegar en la tapa.

6. Por último realizar la comida del león con plastilina.