Nos parece que los problemas son sólo cosas de adultos pero os aseguro que los niños y niñas… también tienen problemas.

Sus intereses, sus deseos, su manera de interpretar el mundo…les puede llevar a tener verdaderas preocupaciones.

Situaciones complicadas que viven en el colegio les pueden confundir, circunstancias que se viven en casa y que de algún modo también les repercuten,  les llevan a actuar y a reaccionar de diversas formas.

En la siguiente infografía podemos ver de una manera muy escueta qué se puede esconder detrás de algunas de estas reacciones y qué pueden originar si se alargan en el tiempo:SENTIMIENTOS-Raíces y alas: ¿dificultades o problemas?-Leyre Jiménez

Txingudi Ekoetxea 1

 

Indudablemente, tenemos que implicar a nuestros hijos e hijas en las dificultades y hacer que se ocupen de las mismas y evitar que desde temprana edad comiencen a rumiar y a preocuparse.

El sufrimiento que genera el anticiparse a los acontecimientos puede provocar una gran ansiedad y seguir anclado en lo que ya pasó, puede dar lugar a una tristeza y a una añoranza que tampoco permitirá disfrutar y centrarse en el presente.

Nuestra actitud es vital; somos referente, somos guías…y tendremos de algún modo que demostrar que la actitud del niño ante la misma situación generará diferentes resultados.

Si algo me ha quedado claro en las formaciones de coaching a las que he asistido es que «ante una misma situación y pese a que nada cambie lo más mínimo, si cambias tú; tu actitud, tu respuesta, tu lectura…todo puede cambiar. »

 A continuación os dejo algunas pistas que pueden resultarnos útiles a la hora de gestionar un problema:

 

 

Kuttuna Haur Eskola Irun

 

LOS CINCO POR QUÉs

 Es ésta una herramienta muy útil para cuando nos cuesta entender el origen y las causas de un problema.

Se trata de formular una frase que recoja el conflicto al que nos enfrentamos y de preguntarse ¿por qué? Ante la respuesta obtenida,  volveremos a formular la misma pregunta y así hasta cinco veces.

Así siempre será más fácil llegar al origen del problema y sabremos dónde poner el foco de atención y centrar nuestras energías.

¿POR QUÉ-Raíces y alas: ¿dificultades o problemas?-Leyre Jiménez

 

Karmelitak Guardería Irun Servicios

LLEGANDO A ACUER-DOS

 No voy a cerrar este post, sin dedicar un espacio a uno de los problemas que se suelen dar entre nuestros niños y niñas; una disputa entre compañeros, entre hermanos…

En algunos centros escolares se utiliza el «Adostoki» (lugar para llegar a acuerdos).

Podemos organizar uno en casa para ser utilizado por nuestros hijos e hijas y por nosotros mismos.

Estas son algunas recomendaciones para su uso:

Organizar un espacio concreto – rincón con sillas, cojines…Será la referencia de la casa en los momentos en los que hay que tratar algún conflicto.

– En los adostokis suele haber un mediador. Conviene que sea alguien ajeno al conflicto y que no esté condicionado por la relación que le une a las personas implicadas o por conocer su trayectoria.

– Haremos una boca y una oreja de cartulina que cada implicado sujetará en su mano en el momento de la conversación. Así garantizamos que quien tiene la boca se expresa mientras el otro escucha de manera activa y al revés.

Os dejo aquí una plantilla que puede recoger el conflicto y que puede sin duda ayudar a gestionarlo de una manera pacífica.

Tanto nosotros como nuestros hijos e hijas se van a enfrentar a problemas, conflictos…forman parte de la convivencia pero no olvidemos que una dificultad se puede convertir en problema dependiendo de las acciones que llevamos a cabo para dar respuesta a la misma.

LLEGANDO A ACUERDOS-Raíces y alas: ¿dificultades o problemas?-Leyre Jiménez

 

Ikas Lagun