Este período en el que hemos pasado de las clases presenciales al aprendizaje online, está propiciando numerosos aprendizajes. Además de los contenidos propios y habituales de cada área, a nivel de competencia tecnológica, este espacio está resultando especialmente interesante puesto que nuestros hijos e hijas se están familiarizando con herramientas múltiples. Sin embargo, si hay un aspecto que están teniendo la oportunidad de desarrollar de manera especial nuestros hijos e hijas  es el de la autorregulación a muchos niveles; Saber gestionar su tiempo, planificar sus tareas, organizar sus materiales y espacios, responsabilizarse en la realización y entrega de trabajos…tiene mucho mérito.

responsabilidad y capacidad de organización

Este aspecto que implica responsabilidad y capacidad de organización es el que hoy nos ocupa. No es fácil ser constante y responsable siempre y esto nos lleva en ocasiones a dejar actividades inacabadas o a dejarlas para el final.

Hoy reflexionamos sobre el término «PROCRASTINAR. Ya mi abuela Dolores, que como buena castellana manejaba muy bien el refranero español, me lo decía: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”…

educar a nuestros hijos e hijas en la constancia y reflexionar sobre esas tareas que nos da tanta pereza realizar

Y eso es lo que pretendemos con el post de hoy;  dar alguna pista para educar a nuestros hijos e hijas en la constancia y reflexionar sobre esas tareas que nos da tanta pereza realizar.

¿Por qué dejo para el final siempre la misma asignatura?, ¿por qué aún no he empezado / finalizado ese trabajo? He aquí algunas pautas:

Leyre Jiménez_raíces y alas_Hondarribia

Ahora nos ponemos manos a la obra y podemos utilizar la siguiente plantilla para hacer autoanálisis.

Leyre Jiménez_raíces y alas_Hondarribia

Cada uno de nuestros hijos o hijas puede planificar sus propósitos de aquí a Septiembre. Hay tiempo hasta el retorno a las aulas para aprender cosas nuevas, para reforzar otras y lo que es mejor, para compaginarlas con tiempo de ocio u otras responsabilidades.

Sabemos por experiencia que el estrés que os generan tareas no finalizadas y que pasan en nuestra agenda de día en día es grande y peligroso. Ayudemos pues a nuestros hijos e hijas a ser responsables en este aspecto.